martes, 26 de junio de 2007

Testa, gambe e cuore…

Dolor físico, exceder tus límites, poner la mente por encima de lo que tu cuerpo te pide a gritos. “más despacio por favor, deténgase, ya no puedo más, me estás lastimando”. Pocas veces en mi vida he sentido una combinación tan fuerte entre el dolor y el placer como el domingo pasado. Qué mejor forma de saber de qué estás hecho realmente que vencer tus propios límites? Satisfacción indescriptible, sensación de triunfo incomparable, una sobredosis de auto estima y de premio por tu esfuerzo. El punto cúspide de un esfuerzo extendido en el tiempo. Media Maratón de San Juan. Algo más fácil de decir q de hacer. 21 kilómetros que recorrí por mi propio esfuerzo con tres cosas: cabeza, piernas y corazón. Cuando tu cabeza está pensando en otra cosa tus piernas están moviéndose a lo máximo y te recuerdan lo que estás haciendo. Cuando se cansan y sienten el dolor, tu cabeza te dice “vamos mula, has entrenado y podés hacer esto”. Pero definitivamente un esfuerzo de esta magnitud se logra a puro corazón. Cuando tus piernas no te responden, y tu cabeza te grita que estás loco, tu tripa cardiaca entra en acción y te hace buscar dentro de vos la inspiración necesaria para terminar lo que decidiste empezar a puro corazón!! En fin, ese es el resumen de mi última peripecia deportiva. Fue mi primera media maratón y debo decir que me siento muy tuanis! Es una experiencia súper intensa. Valió la pena el sacrificio, las madrugadas, las noches guardadas en la choza, el rechazo de varias tentadoras invitaciones, la abstinencia, QUE DURO POR LA GRAN PUTA!! Cuando terminé me sentí como la mujer maravilla. Cada paso del recorrido fue movido por algo diferente. La gente en la calle q te apoya es un chuzo, los compas fieles q me llegaron a ver, mi family, el coach, los compitas en chepe centro q entre piedra y piedra aplaudían, las señoras q sacan la manguera pa´ refrescalon a uno, una pura buena vibra. Cuando pasé al frente de la “Soda el Tumi, la del profe solo good” me motivé y pensé en la mantequilla. Cuando pasé por La Esquina fue lo mismo, salud por todas las birras q me he echado ahí, pero ese día andaba en otras. El confitico q llevaba me salvó la tanda por el parque nacional. ya estaba viendo un toque turbio y la vara. Hasta q me acordé q también llevaba un gel vuelve a la vida y me lo mandé a ver si lograba completar los 4 km q me hacían falta. Jueputas 4km fueron los más largos de mi vida!! Subir la cuesta de tibás fue una experiencia cercana a la muerte. Tuve q empezar a aplaudirme y gritarme a mí misma para subirla. Por la POPS logré levantar la mirada y ví un rótulo a lo lejos que decía META. YYYYYYYY MAEEE será posible q esté tan cerca de lograrlo? Y que esté tan hecha mierda q esas 5 tejas se me hagan eternas? Pues así fue. Tomé un fuerte respiro, me carbonié, saqué fuerzas de algún lado y decidí cerrar con todo lo q tenía. Entré a la meta y sentí la gloria, lo había logrado. Nada se compara a eso q sentí. Como tampoco se compara el dolor de piernas q empecé a sentir ese día en la tarde. Me dolían partes del cuerpo que ni siquiera sabía q existían!! Sin embargo, es un dolor sabroso. Un dolor al cual temo, pero a la vez deseo sentir fervientemente. Por qué lo hago? Por salud, para mantenerme en línea, para estar activa, pero al final me doy cuenta q la verdadera razón es para confirmar que yo tengo el control. Cada vez que corro verifico que tengo el control y que puedo ser el artífice de mi propio destino. Y eso compas, como diría un trillado anuncio de tarjetas de crédito NO TIENE PRECIO.....

2 comentarios:

el bUrrO dijo...

grande la mula
hay categoria de mula en las compes???

La Mula dijo...

no burrito, lamentablemente no han reconocido esa categoría a nivel deportivo. seguiré en la lucha!

 
Diseñada por Free Blogger Skins - Modificada por JGM